miércoles, 5 de noviembre de 2008

Un Tigre de Papel

Luis Ospina, Director Colombiano by David Cardona. All Rights Preserved 2008.
.
.
UN TIGRE DE PAPEL
La Sorprendente Historia de un Hombre Célebremente Desconocido en un País sin Imaginario de su Propia Realidad
David Cardona
.
.

El arte de hacer pasar a los oyentes poco a poco, de semejanza en semejanza,

de la verdadera naturaleza de las cosas a su contrario, evitando por nuestra cuenta

parecido error, no sería posible si no se sabe a qué atenerse sobre la escencia de cada cosa.

Sócrates
Platón, Diálogos Socráticos, 265.
.

Se dice que el hombre más grande es el que muere desconocido


Sri Ranjit
.

La vida de Pedro Manrique Figueroa, corresponde a la de un artista audaz cuyas aportaciones al collage en Colombia le han valido un lugar no reconocido entre los creadores del siglo veinte. Con el advenimiento de nuevas herramientas, la tecnología y la investigación decidida sobre su vida, el realizador colombiano Luis Ospina da a conocer algunas de las dimensiones que como ser humano, social y político, le corresponden en justicia a partir de testimonios y fragmentos de referencias sobre su obra y hechos en una película sin precedentes en la cinematografía nacional colombiana. A Pedro Manrique Figueroa muchos le conocieron: incansable, audaz y comprometido con su obra; que era él mismo. Estuvo en todas partes y en ninguna se quedó más allá de un recuerdo suelto de sus hazañas personales.


Nacido en Cali, Colombia, en 1949, Luis Ospina realizó estudios de cine en California, Estados Unidos. Su actividad se remonta a hechos como el haber sido cofundador del Cine Club de Cali con Carlos Mayolo (1945-2007) y Andrés Caicedo (1951-1977), entre otros, además de cofundar la revista Ojo al Cine en la misma ciudad. Profesor de universidades, crítico y cronista para varias publicaciones como Arcadia y El Malpensante, también ha sido director de talleres de video documental y editor de libros. Director de los largometrajes Pura Sangre (1982) y Soplo de Vida (1999), ha realizado varios cortometrajes, entre ellos Acto de Fe (1970), Agarrando Pueblo (en codirección con Carlos Mayolo (1977) y En busca de María (1985) en codirección con Jorge Nieto. Ha dirigido más de treinta videos entre ellos Andrés Caicedo: Unos Pocos Buenos Amigos (1986), Al Pie, al Pelo y a la Carrera (1991), Nuestra Película (1993), Capítulo 66 (1994) en codirección con Raúl Ruiz. Estuvo a cargo de la edición de los largometrajes Carne de tu Carne (1983) y La Mansión de Araucaima (1986) de Carlos Mayolo. Realizó el documental La Desazón Suprema. Retrato Incesante de Fernando Vallejo en 2003.


En un contexto como el de los años setenta, pletórico de imágenes narradas en pro de un mundo mejor, así como de todas y cada una de las utopías vigentes para la decada, Pedro Martinez Figueroa se inscribe en la línea de vanguardia del arte y en franca oposición al establecimiento burgués; milita en el partido comunista colombiano, se adhiere a la vertiente promaoista; se alínea con otras facciones de un modo siempre activo y participativo. Cultiva otras artes y siempre está presente en muchos de los momentos centrales de la historia del país, los que generalmente ocurrían especialmente en su capital, como en casi todas las naciones latinoamericanas del momento.

El centralismo, las burocracias de izquierda tanto como de derecha; los movimientos pacifistas y de choque; la insurgencia y el oficialismo; el Rock´n Roll, la urbanización de las capitales, y las nuevas ocupaciones y profesiones en el arte y la vida, fueron algunos de los hechos que pudo presenciar Pedro Manrique Figueroa y que determinarían un contexto para su particular creación. Intentó hacer también cine y así, en su propósito, le tuvo que haber correspondido presenciar las deficiencias de la política cinematográfica nacional y de cierto modo, ser uno más de los que intentó. Expulsado de grupos literarios o artísticos, nunca se arredró ante las circunstancias difíciles que siempre le rodearon y luchó denodadamente por hacerse a un lugar sino en el imaginario mundial del cine a través de sus guiones, en algún museo, tal como el Museo Nacional.




Los narradores de esta historia sobre la utopía y la razón del personaje central, corresponden al mismo momento referido y de cierta manera, evocan a todos aquellos que no encallan a sus sueños, sino por el contrario, desde puerto seguro se pueden referir a aquellos que siguieron adelante en aras de sus ideales o utopías, como es el caso de Manrique Figueroa. En última instancia, los comentarios derivan en referencias entrecruzadas magistralemente sobre lo que su vida y obra pudo haber representado. Siempre alguien se permitía informar algo sobre la vida de Manrique e identificaba su trayectoria y así, muchas de las fuentes que le describen, lo hacen desde una perspectiva salvaguardada por el tiempo y las actividades. Algunos de sus amigos o conocidos, ya establecidos, maduros y más responsables, aluden a su perseverancia, a su capacidad de aguante; también a su manía, a su locura y su inestabilidad en un país en el cual si no se tienen cosas materiales, no se ha sido o hecho nada. Aquellos que a tiempo se apearon de la nave de los sueños de Pedro Manrique Figueroa, son los mismos que hacen alución a este personaje, que como aquellos viajeros de tiempos pasados, emprendió rumbo a los confines de la tierra, cuando ésta se consideraba plana, mientras que los testigos de su hazaña la pueden contar precisamente porque no le siguieron.


En la película, Pedro Manrique Figueroa no está del todo solo; también le acompañan otros personajes verídicos que habitan la misma Colombia que todos los nacionales conocen y que se ven pasar inadvertidos pero anónimos en las manifestaciones políticas; en las sociedades literarias; en los grupos activistas o en la vida de cada día y de cada cual. Pedro Manrique Figueroa, de nombre común, corriente y vulgar, es más que un hombre, la suma de los recuerdos que debidamente estructurados guardan sobre él, muchos de sus amigos y conocidos. Un hombre que se atrevió a hacer cosas; muchas cosas que darían lugar a sucesos por los que se haría triste o amenamente célebre y que se haría famoso gracias a la obra de Luis Ospìna. Manrique Figueroa es un hombre como todos, igual a cada uno de los colombianos y como ellos, susceptible de ser olvidado de un modo tan popular.



Al diferencia de Pedro Manrique Figueroa, Luis Ospina lograría hacer cine y establecer una voz y una artesanía desde su ciudad y la nación en general. Muchos de los espectadores se pueden sentir a salvo desde la butaca en relación con Manrique en su rol personal de ciudadano y artista; otros verse reflejados en él como un hombre tras sus ideas y sueños; a nadie le gustaría verse evidenciado como ineficaz, inepto, tonto o perdedor y esta es otra posibilidad. Sin embargo, más allá de lecturas personales, la lectura de nación que hace Un Tigre de Papel, es un documento vigente sobre la realidad colombiana; es de la cercanía y afinidad a muchas de las pequeñas circunstancias y desgracias que rodean la vida de la mayoría de los ciudadanos de una capital latinoamericana, lo mismo que a Manrique Figueroa. Una nación atípica y llena de profundas contradicciones como la de Colombia tiene la capacidad de generar personajes tan particulares como el personaje central. En la forma, muchos de los reiterados fallos atribuibles durante el tiempo a las producciones nacionales tales como la presencia de los tics de la televisión o la psicorigidez del teatro son ampliamente superadas en la película por el modo de integrar todos y cada uno de los elementos que la constituyen mediando una inteligente estructura; Las anécdotas sueltas y los diálogos hacen parte de un constructo que evidencia lo mejor de un uso apropiado de recursos que en otras producciones colombianas suelen sobreutilizarse y éste es un hecho que da factura a la película de Ospina.



La odisea de hacer cine en Colombia es la misma que representa hacer literatura, teatro, música, o también pintar. Casos como los de Débora Arango, Fernando Botero, Melitón Rodríguez o Benjamín de la Calle, corresponden al ideario de artistas comprometidos con su obra a la vez que eran artesanos y vanguardistas con respecto a sus pares y homólogos. Los primeros, pintores, contribuyeron a testimoniar de primera mano, realidades cercanas a la metrópoli y sus gentes de un modo a contracorriente y con la franca oposición del establecimiento y de una sociedad cómodamente instaurada en sus proyectos productivos y económicos. Los segundos, fotógrafos, contribuirían a documentar el escaso imaginario que sobre Colombia existe con sus registros particulares y audaces. A la par con los mismos, creadores como Víctor Gaviria, generadores de su propio lenguaje, ven surgir éste de sus propias necesidades expresivas. Ante el déficit de imágenes acordes con un real imaginario de la realidad Colombiana, la película de Luis Ospina, representa cierta vanguardia siempre oportuna aunque de cierto modo tardía como todo proceso cinematográfico en Colombia, de no ser por los esfuerzos denodados de este creador de tiempo completo; evolucionado de la experiencia documentalista.



Con referencia a las imágenes de las que siempre ha adolecido Colombia, Un Tigre de Papel es una obra única y diferente que contribuye a dar cuenta de una Colombia más verdadera y de muchos de los argumentales o documentales erigidios sobre aparentes parámetros estéticos que no permiten registrarla tal cómo es. Con la obra de Luis Ospina, el argumental en Colombia, alcanza una especial dimensión y compromiso con una identidad e imagen cinematográfica de la nación más allá del paisaje o lo coloquial. A la par con la obra de Víctor Gaviria, otro de los creadores que ha tributado a una real imaginería colombiana, la película hace aportaciones significativas en el modo de estructurar la propuesta y ambientarla en relación con la verosimilitud de una Colombia que todavía y hoy más que nunca precisa ser contada. El material propio o ajeno, así como el material público que utiliza con gran maestría el director, permite una combinación basada en la dosificada presencia de actores entrevistados y una puesta en escena enérgica y atinada.


Es precisamente esta película, la que en forma documental propone nuevas imágenes y la lectura de su trama en relación con un debate también vigente como lo es el el de lo verdadero y lo falso. Una obra como Un Tigre de Papel, puede encontrar afines en la historia del cine, pero lo que la hace única y diferente es el uso consciente de ciertos elementos del lenguaje cinematográfico como parte de la evolución creativa del director, quien desde su temprana carrera se ha destacado por el rigor y atención sobre la vertiente que le anima, el documental. Ahora en este trabajo, corresponde reconocer la madurez y el acerbo que orienta la narración de un Luis Ospina lúcido e inteligente, narrando con imágenes documentales una película honesta y oportuna sobre todos y cada uno de aquellos personajes que animan más de una epopeya en Colombia y sin los cuales no se hubiera emprendido este proyecto.
David Cardona © 2008


._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._.

LUIS ALBERTO ÁLVAREZ DECÍA:
.
"Es una imaginería colombiana legítima lo que falta, un mundo visual que nos identifique, de un modo equivalente al que poseen México, Perú o Brasil. Es notorio que, si bien tenemos pintores de reconocimiento internacional, éstos producen por lo general imágenes indiferentes a la realidad nacional, sofisticaciones para el mercado internacional del arte (con excepción del período iluminado de Botero en el cual, realmente pintó a Colombia. Sólo en los últimos años una exposición de la fotografía colombiana reveló una imagen concreta de Colombia en el último siglo y en fotógrafos com Melitón Rodríguez comenzó a ser posible rastrear rasgos de identidad nacional en la expresión artística que el cine no ha sido capaz de producir
." (Álvarez, 1992, p. 44)
.
REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA:
.
ÁLVAREZ, Luis Alberto. “Reflexiones sobre el cine en Colombia con Focine al fondo”. Páginas de Cine, Volumen 2. 1ª ed. Medellín, Universidad de Antioquia. p. 23-49. 1992.
._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._.

VÍNCULOS RELACIONADOS:
Un Tigre de Papel (1) -secuencia inicial- de youtube.com por luisospinacine.
.
Un Tigre de Papel (2) -secuencias- de youtybe.com por luisospinacine.
.
.
Luis Ospina presenta Un Tigre de Papel Festival de Lima. De youtube.com
.
Cine de Colombia from Wikipedia the free encyclopedia
.
Entrevista para Pulpmovies, Medellín.
._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._.
.
Websites Relacionados:
.
Universidad Nacional de Colombia Sede Medellín
.
Biblioteca Pública Piloto - De Medellín para Latinoamérica -
.
Centro Colombo Americano -Medellín-
.
Universidad de Antioquia
.
Misioneros Claretianos -Biblioteca Provincial-
.
Corporación Creemos
._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._.

.
Advertencia:
.
Los contenidos publicados en este Blog parten de una iniciativa libre e independiente como tributo a la memoria de Luis Alberto Álvarez (1945-1996), crítico y realizador colombiano, amigo, mentor y maestro y a su labor en la Facultad de Ciencias Humanas y Económicas de la Universidad Nacional de Colombia sede Medellín. Las opiniones expresadas por los autores de los mismos son de su expresa responsabilidad y no comprometen a las instituciones relacionadas. Se preservan todos los derechos de los materiales usados y citados en este sitio y se espera un trato equivalente para con los mismos. Se aspira así, a contribuir a la difusión de una cultura fundamentada y objetiva de la apreciación, crítica, historia y realización del cine, en especial para las y los jóvenes de la ciudad de Medellín, Colombia y las audiencias globales que con respeto y atinencia a los derechos y garantías que corresponden a los contenidos digitales de conformidad con las normas y regulaciones internacionales, deseen hacer uso de los mismos.
.
Cordialmente,
.
David Cardona
Contents Development, Cinema and Photography
dcardox@hotmail.com
_._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._._.
.
All Rights Preserved by
the blUElIzArd OpEn rOUnd tAblE Group
A mrcardona&mrstobon. @ .companion.
.
This work is licensed under a Creative Commons
Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 License